MUERTE y PLACER en una isla pequeña

  
2 jóvenes Británicos han fallecido en el mismo hotel, en dos incidentes trágicos sin relación entre sí. Fraser Gillespie, 26, falleció después de caer de su balcón del 5to piso mientras estaba de fiesta con unos 20 amigos, su muerte no está siendo tratada como sospechosa. Sólo unos días después Andrew Watson, 32, fue encontrado por un amigo en su habitación, estaba sin señales vitales y los médicos fueron incapaces de reanimarlo, las drogas son la causa probable. Y la semana pasada Alan Drennan, 21 de Belfast, fallece menos de 24 horas después de bajar de su vuelo bajo escolta policial y salir a una fiesta de 12 horas.
Parece que estos 3 jóvenes han fallecido durante una incansable persecución del placer. 

Grupos de jóvenes llegan a los aeropuertos del Reino Unido preparados para la fiesta. Festejan en la sala de embarque, festejan en el avión y luego pasan por el control de pasaportes gritando y chillando. Las autoridades competentes ya han tenido 3 oportunidades de imponer su ley con firmeza, pero la mayoría se han hecho los sordos, de hecho el bar del aeropuerto y el del aerolínea ‘low cost’ se han beneficiado de este comportamiento. No es de extrañar que esta gente joven crea estar en un mundo donde todo vale, así que ¿quien puede culparles cuando llegan a su hotel o villa de viaje y quieren seguir con la fiesta? Pero como hemos visto durante la pasada semana puede haber serias consecuencias cuando tienes una actitud del tipo “pero esto es Ibiza, Puedo hacer lo que Yo quiera”.

Ibiza y su gente han sido famosos por su actitud de naturaleza liberal y vida fácil pero, ¿es esta la raíz de nuestros problemas? Imagínate llegar al aeropuerto de Dubai o Miami medio borracho, gritando y chillando, no lo tolerarían y todos esos lugares son mejores por ello, Ibiza siempre ha preferido ignorar este problema, pero cómo podemos seguir haciéndolo mientras nuestras calles se están llenando con fiesteros que quieren más y más y cuya personalidad queda transformada una vez puesto pie en la isla. 

¿No es hora de que digamos NO? ¿No todo el tiempo pero si de vez en cuando? No podéis comportaros como hooligans en el avión. No puedes gritar y chillar a todas horas en tu hotel. No puedes hacer exactamente lo que tú quieras en Ibiza sin considerar a los demás. Conseguir el tono adecuado es clave ya que no queremos volvernos profesores quejicas tutelando a todos, pero hay que trazar una línea, si no todo se vuelve borroso. Es imperativo que Ibiza retenga su magia pero también es importante que enviemos un mensaje claro. Si no, más padres estarán de luto por sus hijos en los meses venideros.

No hay fácil solución pero mientras entramos a una nueva era de la política es hora de que las autoridades aborden frontalmente el problema en una manera abierta y honesta porque seguir “haciéndose los sordos” seguramente sería muy peligroso. El espíritu libre de Ibiza necesita ser respetado y no abusado. Si no solo estaremos devaluando la única cosa que nos define como isla.

Recientes manifiestos de las elecciones prometían cambio y un mejor modelo turístico para Ibiza y San Antonio así que ahora les toca a nuestros recién elegidos líderes cumplir sus promesas.

Published by

Martin Makepeace

Englishman living and working in Ibiza since 1991. Entrepreneur with a passion for villas, boats, sunsets and San Antonio. Owner of Ibiza Property Shop.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s